Alumnos

En Universidad Reina Sofía ponemos especial atención en la persona, en el ser humano que es cada uno de nuestros alumnos y en las singularidades por las cuales convergemos en este espacio educativo y enriquecedor en ambos extremos de la formación académica, es decir que además de la ardua labor educativa incentivamos el sano esparcimiento, la creatividad unívoca del estudiante, la socialización empática y co-responsable necesaria para el óptimo desarrollo humano y profesional. Esto genera una sinergia positiva que favorece el reconocimiento de fortalezas y debilidades individuales que indica las áreas de oportunidad y crecimiento a nivel individual y por supuesto colectivo.

El alumno de Universidad Reina Sofía no tiene miedo de sus errores o debilidades, no, por el contrario, los reconoce y trabaja con ellos en su espacio académico, personal y colectivo. Lo que le transforma en un individuo cooperativo que lo mismo puede ser un líder que un excelente colaborador, llevando así concordancia a su futuro ámbito de trabajo.